Guion de: Gobierno Creando Pobreza

En el video anterior analizábamos cómo funciona la garra del gobierno, que consiste en el robo mediante impuestos repartidos en toda la economía que se apropia del 60% del fruto de tu trabajo al cual hay que agregar la inflación con la cual roban un 30% de tus ahorros al año. Ver video de esto aquí

Ahora vamos a ver el garrote: Esta parte es toda la legislación que va acumulando el Estado en contra del trabajo o el comercio pacífico entre las personas, es decir todas esas leyes que consisten en imposiciones, prohibiciones, permisos, concesiones, bloqueos, cepos, burocracias, trabas, presiones, controles, topes, barreras, multas, intervenciones, regulaciones, confiscaciones, sanciones, etc.

Mas leyes significa mas pobreza

Ese tipo de reglamentación, hecha para obligar, castigar y someter a millones de personas, metiéndose en asuntos de la vida cotidiana y económica, deja como resultado un nivel de daño, distorsiones, corrupción, y miseria incalculables, mientras se mantienen los privilegios de los gobernantes y sus amigos.

Lamentablemente en la Argentina  prevalece la idea de que si algo no está regulado no funciona, funciona mal, o es peligroso, pero la realidad es que  desde 1943 al 2000, (años de persistente decadencia económica), la cantidad de leyes dictadas para regular la economía han sobrepasado la cifra de 10 mil .
http://elrelativismojuridico.blogspot.com.ar/2010/11/inflacion-legislativa-y-monetaria.html

Yendo en contra de los propósitos de la Constitución original y en contra de toda lógica, Los gobernantes y legisladores, creen que con sus decretos y sus leyes pueden lograr que la economía progrese. Pero, si esto fuera cierto, la Argentina debería ser una potencia mundial. Los legisladores creen que su tarea es elaborar leyes que regulen todas las actividades humanas, y creen que está perfecto controlar la billetera de millones de personas, por eso tratan a los comerciantes como si fueran delincuentes, y a los empleados como estúpidos que no pueden administrar su propio dinero.

 

¿Qué consecuencias tiene esto?

Cuando un gobierno dicta normas que rigen la comercialización, intermediación, distribución o producción y cuando se meten en la contabilidad, la propiedad, el trabajo, los costos, ganancias y en el stock de las empresas, el resultado es la paralización y la destrucción progresiva de todo lo que genera riqueza en la sociedad.

Los emprendedores en vez de trabajar en mejorar la calidad y precio de los servicios, -además de hacer una enorme dilapidación de esfuerzos para lidiar con la burocracia, estudiando y resolviendo temas sobre papeleo, datos, trámites, aplicativos e impuestos,- tienen que estar reuniéndose con los funcionarios, haciendo favores y arreglos en las sombras, pagando sobornos, etc.

Cada día los gobiernos acumulan más y más leyes y estas regulaciones no son gratis. la pérdida de tiempo y de recursos elevan los costos, entorpecen la innovación, y además se destruye la competencia con el surgimiento de unos pocos acomodados amigos del gobierno que reciben privilegios al calor de las alianzas que hacen con el Estado.

El laberinto burocrático argentino, las regulaciones absurdas y arbitrarias, sólo sirven para crear trabas legales y  obstáculos administrativos a la iniciativa y a la inversión. Los costos, tal como los impuestos, se trasladan matemáticamente al precio y serán pagados por la gente.

Cuando el gobierno impone un régimen de permisos, licencias, concesiones, y exigen documentación, declaraciones juradas, libros, papeles con trámites superpuestos, procedimientos engorrosos, etc,  lo que obtenemos es un freno a la producción y al comercio. Y si luego proponemos endurecer los controles y agregar amenazas de clausura, confiscación de bienes, sanciones, multas monetarias, expropiaciones y hasta penas de prisión, lo que obtenemos es menor inversión, aumentos de precios, faltantes, peor calidad, quiebra de pequeños negocios, menos oferta, peores opciones para la gente, menores sueldos, menos empleos, y por lo tanto, más atraso y más miseria.

Hay ejemplos increíbles, como el sector de productores rurales, sometidos a la obtención del ROE verde, el  ROE rojo, los cupos de exportación, los permisos previos de una secretaría para obtener permisos definitivos de otra secretaría, la inscripción en el registro de productores rurales, el registro de vendedores autorizados, las obleas de tránsito, los remitos y cartas de porte oficializadas,  los códigos de trazabilidad para transportar la cosecha en camiones, los  sistemas informáticos como el Sicom,  Sircreb, Sifere, Surcar, el CIT y COT que requieren de telefonía satelital o GPS  para comunicar el movimiento de cereales de un campo a otro aún cuando se trate de almacenarlos en silos propios, etc.

Por definición, cuando imponen controles y permisos gubernamentales lo que surge naturalmente es la coima, el soborno. Es decir, Cuando el Estado crea controles con inspectores regulando cosas, lo que se está haciendo es crear corrupción.  Y cuanto mayor sea el poder que se le otorgue al funcionario que controla o que maneje dineros ajenos, mayor será el nivel de corrupción y de mafia que se creará. Y recordemos que, al igual que los anteriores costos, todas las coimas, los favores y sobornos que pagan las empresas se trasladan directamente al precio que pagará la gente.

En esa línea están las prohibiciones. Cuando un gobierno prohíbe la comercialización de algo, no importa si es Alcohol, moneda extranjera, juegos de azar, sustancias u otros productos, lo que sucede es que surgen automáticamente los mercados negros, la corrupción, la mafia, el contrabando, el delito organizado, etc, además de desvirtuar la función de la policía.

 

Control de precios

Antes mencioné las consecuencias de este punto, ahora agregaré un dato mas: en una economía como la Argentina actual, se intercambian aproximadamente 25 millones de productos intermedios, insumos y productos terminados que diariamente generan  312,5 billones de combinaciones de precios relativos. En EE.UU o Japón, donde se encuentran aproximadamente 100 millones de artículos diferentes, se originan todos los días 4.999,8 trillones de combinaciones de precios relativos.

Por esta razón, es imposible que cualquier gobierno pueda obtener la información sobre las necesidades, los problemas, los costos y valoraciones de cada persona.

Durante décadas en la argentina hasta la actualidad los gobiernos democráticos o militares han planteado que la culpa de los males son los comerciantes, y han sancionado cientos de leyes  estableciendo controles y congelamientos de precios, vedas para la venta de productos, obligando a los comerciantes a completar formularios con precios de venta, multando y clausurando a quienes vendieran a otros precios, etcétera,

Como nadie va a sostenerse trabajando a pérdida, lo que hacen es incrementar el desabastecimiento, generando mercados negros, maximizando la burocracia, y ahuyentando la inversión. La experiencia de nuestro país, así como la del resto del mundo lo confirma.

Por ejemplo, el proyecto de Ley de abastecimiento, que se propuso en 2014,  contempla mecanismos gubernamentales tales como incautar, consignar y vender bienes y servicios sin juicio de expropiación; aplicar mayores regulaciones, controlar precios; sancionar a productores por el manejo de sus materias primas, y por no producir dentro de los márgenes establecidos por el Gobierno, también se plantea intervenir en los procesos económicos  fijando márgenes de utilidad y volúmenes de producción, incautar toda la documentación comercial que consideren pertinente, clausurar preventivamente a comercios sin necesidad de intervención judicial, Y todas las sanciones impuestas se pagarán primero y se reclamarán después.

Esta legislación se aplicó en el pasado de la Argentina, desde 1974 hasta 1990.

Los resultados fueron los siguientes:, Los precios crecieron un 2.239.518.653.563%
http://www.atlas.org.ar/upload/888451925.pdf
y la razón fue que los gobiernos imprimieron tantos billetes todos esos años que al mismo tiempo tuvieron que ir arrancándole una docena de ceros a la moneda.

 

Legislación Laboral

Hace unos años una asociación sindical mostraba una comparativa entre varios países y concluía que era muy positivo que en Argentina existiera la legislación laboral más dura e inflexible de la región.

Se suele creer que mediante la fuerza de ley, se podrá obligar a la gente a que se creen empleos bien pagos y en buenas condiciones. Pero veamos que sucede en la realidad:

Salario Mínimo

Cuando un gobierno impone mediante la ley que los empleados deben tener un salario mínimo de, por ejemplo, 1000 dólares al mes,
lo que sucede es que los que más necesitan trabajar quedan automáticamente sin empleo.. o deberán pasar a la ilegalidad.

Si en un gráfico de barras viéramos los distintos niveles de salarios y marcamos al medio con línea horizontal el nivel de salario mínimo, los que ganan buenos sueldos quedan por arriba y a ellos no les afecta. Los que estén al borde posiblemente consigan un aumento si el empleador los considera necesarios en la empresa.

salario minimo excluyendo

Pero los que estaban abajo, quedarán excluidos. los que más necesitan trabajar y antes recibían pagos menores, ahora se quedarán sin trabajo.
Es decir, dejan afuera a los más necesitados, a los principiantes, a algunas mujeres, a la gente mayor de edad, a los inmigrantes, a los que tienen poca preparación, etc. De esta manera condenan a un porcentaje de la sociedad al llamado mercado informal, ilegal, en negro, etc. o al delito en el peor de los casos.

 

 

¿Por qué los salarios e ingresos reales en Canadá son mucho más altos que en Bolivia? Esto no es porque en Canadá tengan leyes más duras con sindicatos más poderosos y huelgas, ni porque tengan empresarios más solidarios.

Lo que determina mayores salarios e ingresos Reales es la posibilidad de la gente de poder crear más riqueza.
El nivel de riqueza, depende del rendimiento de los trabajadores, lo cual depende del capital invertido por cabeza.

No es lo mismo arar la tierra con tractor que con las uñas.  La mayor inversión de capital por trabajador, permite aumentar su productividad y, por tanto, su salario real, dado que ahora puede con el mismo salario, adquirir más productos que antes.
Lo que permite que existan muchos y mejores empleos va a estar determinado por la competencia entre muchos emprendedores.

Por eso, la riqueza surge cuando los gobiernos no destruyen ni castigan a los emprendedores y a los trabajadores.

 

Cargas Laborales

Acá hay que aclarar algo de matemática simple:

En base a sus ganancias, una empresa está dispuesta a gastar en su empleado una X suma de dinero.

y, Tal como sucede con los impuestos, Todas las cargas laborales y los costos que la ley imponga, como vacaciones, obra social, jubilación, feriados, asignación familiar, aguinaldo, impuestos, viáticos, guardería, seguros, licencias y  demás; Los va a pagar el empleado. Es decir, Como la magia no existe, Todos los costos se van a restar de esa X cantidad que la empresa estaba dispuesta a gastar en dicho empleado.

De esta manera, con las leyes vigentes, hay que entender que a fin de mes, el empleado termina recibiendo solo una parte de lo que la empresa gastó.

Salario menos mentiras

Pero lo que está mal aquí es que la ley está tratando a la gente de estúpida. La ley le dice a la gente que no puede decidir por sí misma y no puede manejar su dinero, entonces los legisladores son los que dictan cómo se administrará el sueldo de las personas, y ya conocemos los resultados.

 

Jubilaciones. Un fraude de Pirámide Ponzi:

Un ejemplo perfecto del robo y luego la estafa a los empleados son las jubilaciones extraídas a la fuerza.

Este tipo de sistemas se basan en que existan crecientes contribuciones de cada nueva generación de trabajadores para poder pagarle a un pequeño sector de la población que serían los jubilados.

Pero, con el paso de los años, en el mundo actual, la demografía se ha vuelto en contra, El número de jubilados aumenta y cada vez hay menos aportantes por cada jubilado.
Entonces los números no cierran, las promesas no se pueden cumplir y se demuestra que el esquema es una estafa insostenible.
Por esta razón, lo que hace el Estado es aumentar el nivel de impuestos a los trabajadores y reducir las jubilaciones en términos reales, estafando a la gente que aportó durante tantos años. Luego, vienen los juicios que duran más que la expectativa de vida del ciudadano, mientras el Estado les sigue licuando el valor de sus ahorros con la inflación.

Jubilaciones Fraude Internacional

 

Sindicatos a la fuerza

En Argentina todavía se mantiene la legislación laboral peronista inspirada en la que tenía Italia bajo el fascismo. En 1946, el gobierno con la CGT copió punto por punto la “Carta del Lavoro” del dictador Benito Mussolini.

Así fue como en la Argentina se consagró la afiliación obligatoria a los sindicatos que fueron privilegiados por la legislación, y dotados del poder de coacción típicamente estatal. Es decir, son una patota de matones que conforman mafias  organizadas pero que están sostenidas por el privilegio que les dio la ley.

Así es como se impuso El continuo uso de la huelga en relaciones laborales basadas en el conflicto y no en la cooperación, el uso de la violencia, las técnicas coercitivas, la extorsión, Y la floreciente industria del juicio laboral, que durante todas estas décadas han demostrado sus lamentables resultados.

Hay ítems para todos los gustos, por ejemplo, los contratos colectivos sectoriales que establecen una obligatoria uniformidad de salarios y condiciones entre empresas del supuesto “mismo sector” sin importar las diferencias en el rendimiento de cada una, o las diferencias entre los empleados.

Luego las obras sociales, es decir, el mecanismo por el cual el contubernio corporativo de los sindicatos monopólicos, mediante la ley, Roba y obliga a los empleados a pertenecer a su organización prestadora de salud, logrando clientes cautivos e ingresos garantizados a la fuerza.
De esta manera el trabajador no está en libertad de escoger el servicio que más le convenga y termina siendo un rehén de un monopolio que le presta un mal servicio pero que deja ricos a los dirigentes sindicales.

 

El resultado de las políticas sindicales ha sido históricamente:

·         La reducción de la productividad,

·         El desaliento de nuevas inversiones,

·         La disminución de la formación de capital,

·         La destrucción de nuevos empleos; afectando a la gente que se encontrará con menores oportunidades de trabajo.

·         La distorsión de la estructura y el balance de la producción,

·         La exclusión de ciertos trabajadores hacia trabajos peor remunerados,

·         el perjuicio a quienes por las huelgas dejan de recibir determinado producto o servicios, afectando a toda la comunidad.

·         la defensa permanente de la no innovación, la no-creatividad, la no-eficiencia y no-creación. Matando la creatividad y la eficiencia, para mantener los privilegios establecidos por ley.

·         Los privilegios que generan una colosal corrupción y el enriquecimiento de las aristocracias sindicales con sus autos, mansiones, guardaespaldas y matones

·         Las mafias laborales, con dirigentes asesinos, extorsionadores, y millonarios.
Este es el gran logro de la legislación laboral.

 

 

Indemnizaciones

Por último, cuando una empresa pase por todo lo anterior y quiebre, el castigo no terminará tan fácil.

Los juicios por despido son otra genial creación de la ley laboral, ideal para fundir a los pequeños y medianos emprendedores y enriquecer a un enjambre de abogados laborales.

Si hoy una persona decide instalar una Pyme contratando a sólo diez personas con un salario promedio de 1000 dólares, automáticamente estaría generando una deuda que en pocos años lo llevará a la quiebra inexorable.

Supongamos que actualiza los sueldos un 3% por año en dólares,  pero que al cabo de diez años el negocio deja de ser negocio, ya sea porque la situación empeoró, o no se adecuó al mercado, o cambió la tecnología, o el gobierno hizo de las suyas, o por cualquier otra cosa que suceda,  al tener que cerrar la empresa, teniendo en cuenta, un mes por año trabajado, dos meses por preaviso, y la duplicación de la emergencia económica,  el total a pagar en concepto de las indemnizaciones  será de $ 268.700 dólares!

¿Quién puede pensar que con leyes así se pueden crear empleos?

Hay que estar loco para querer contratar a un grupo de gente, mientras eso signifique que estarás acumulando una deuda de cientos de miles de dólares.

———

Con estas reglas, las pequeñas empresas nunca prosperan y solo las mayores empresas que pueden codearse con el gobierno pueden asumir tales costos.

Establecer leyes duras, rígidas, y con fuertes exigencias, tiene como resultado expulsar a todos los que más necesitan trabajar, dejando a muchos desempleados luchando por trabajos que difícilmente lleguen y hundiendo más a la sociedad en la miseria.

 

¿Te ha gustado?